Una flor es la estructura con pétalos que crece en la parte superior del tallo de una planta. Las flores atraen a las abejas, que ayudan en el proceso de polinización para que las plantas puedan crecer. Las rosas, las margaritas, los claveles son tipos de flores. El verbo florecer significa que la planta produce flores, pero aparte de una planta también puede hacer referencia a algo – un negocio, una persona, una comunidad – que tiene un plazo de la productividad o de prosperidad extra. El origen de las plantas con flores ocurrió cien millones de años antes.  Una secuencia ininterrumpida de polen fosilizado de las flores comenzó en el Cretácico Temprano, hace aproximadamente 140 millones de años, y, en general, se supone que las plantas con flores evolucionaron primero en esa época.

 

En un principio las plantas únicamente cubren las necesidades alimenticias de los hombres.

 

Las flores comienzan a ser usadas por el hombre, como símbolos por primera vez: para ofrendas y ritos, en los cultos fúnebres y como amuletos unos 7.000 años antes de Cristo.

Hay algunas plantas y árboles a los que se les da poderes divinos y son adorados como dioses o como morada de los dioses : el roble, el abedul, el fresno…son cuidados, respetados y a veces llevados al poblado para ser adorados.

Con los primeros enterramientos aparece el culto a los muertos , y en ellos se usaban plantas y semillas como ofrendas vegetales.